Retos tecnológicos en ganadería de vacuno de carne

/ / Digitalización ganadera
ganado vacuno

El sector ganadero tiene mucho que decir a la hora de aportar soluciones para afrontar los grandes desafíos sociales, económicos y medioambientales presentes y futuros. Pero esto no será posible si no incorpora la tecnología a sus procesos. Y es que, en un mundo cada vez más digitalizado, la ganadería no iba a ser una excepción.

Paso a paso, van apareciendo más dispositivos y soluciones dedicadas a mejorar el cuidado de los animales, la producción y las jornadas del ganadero. Por ello, desde Ventum vamos a analizar algunos de los retos tecnológicos a los que se enfrenta la ganadería de vacuno de carne y la ganadería en general. ¿Quieres saber cuáles son y cómo solventarlos?

El papel de la tecnología en la ganadería

Vivimos en un mundo en el que la ganadería tradicional está dando muestras de agotamiento, lo que se traduce en que no será eficiente para el abastecimiento de alimento frente a una población siempre creciente.

La demanda de alimentos en el mundo aumentará entre un 35 y un 56% hasta 2050, según un estudio de la Universidad de Wageningen, publicado en Nature Food. Para satisfacerla, el sector necesita una inyección de innovación, pero de manera sostenible en el tiempo y sin perjudicar al medio ambiente.

 

La incorporación de nuevas tecnologías contribuirá a una mejor y mayor capacidad de decisión sobre las acciones a poner en práctica para afrontar este desafío. Contribuyendo a mejorar la productividad y rentabilidad obtenida por el ganadero, a la sostenibilidad y al bienestar y la salud de sus animales. Además, puede suponer un reclamo para la incorporación e instalación de jóvenes en el mundo rural.

Por qué es necesaria la tecnología

La tecnología es necesaria por todo lo expuesto anteriormente y, además, por el incremento de tamaño de los rebaños, unido a la necesidad de una productividad más eficiente para que las explotaciones resulten verdaderamente rentables. También es importante ganarse la confianza del consumidor, llegando a los estándares que exigen los estamentos oficiales.

Aparte, cabe destacar el alto valor del animal individual y las demandas sociales de sostenibilidad y bienestar animal; así como la mejora en la calidad de vida para los profesionales de este sector.

Retos de la tecnología ganadera

La ganadería 4.0 ya oferta numerosas herramientas de precisión que conciernen a:

1.- La vigilancia de los animales

Aquí se podría acuñar el término de “pastoreo inteligente”. Éste incluye sensores en crotales y collares con GPS para localización del ganado, controlando así que el animal no haya salido de la explotación o sido sustraído. También hace referencia al vallado inteligente para vigilar los límites del recinto.

Con estos sistemas, se podrá saber cuáles son las zonas preferidas de pastoreo en una explotación extensiva, estimar el componente nutricional del pasto e, incluso, si algún animal está enfermo por falta de movimiento o patrones diferentes de su comportamiento.

Todo esto ayuda al ganadero a adelantarse en cuanto a enfermedades, alimentación suficiente o insuficiente del animal, densidad y cuidado del forraje o pasto y la carga ganadera de algunas zonas.

También está la alimentación con pienso, complementaria del forraje, debiendo estar atentos a si el animal está comiendo su ración correspondiente. Esto se consigue controlando su peso y los niveles de los silos.

Para saber si está bebiendo agua tanto en los abrevaderos al aire libre como dentro de la instalación, está el control de los depósitos, que permite establecer el ritmo de llenado, detectar fugas, etc.

2.- Ayuda al diagnóstico de enfermedades

Ya hemos mencionado que una de las ventajas de aplicar la tecnología en ganadería es saber si un animal presenta comportamientos anómalos en comparación con su actividad normal. Esto podría ser un indicador de enfermedad y habría que actuar rápidamente aislándolo, por si fuera contagioso, y ofreciéndole cuidados veterinarios.

Otro factor a tener en cuenta es la temperatura del animal, cuyo seguimiento servirá para notar anomalías que pueden traducirse en fiebre, procesos infecciones, etc. Su monitorización y control dan al ganadero un tiempo de acción muy valioso para actuar en consecuencia.

El control ambiental dentro de la explotación es muy práctico para que todo nuestro ganado de vacuno esté a una temperatura ideal en la que su comodidad y salud primará por encima de todo.

3.- El perfeccionamiento de las condiciones de trabajo

Con la automatización de las explotaciones ganaderas, tanto el ganadero propietario como sus trabajadores podrán gozar no sólo de información sobre los animales a tiempo real en sus dispositivos, sino que sus tareas serán menos pesadas y monótonas.

Todo eso contribuye a un ambiente de trabajo mucho más sano, de menos horas y desplazamientos y, por tanto, menos sacrificado. Como ya mencionamos al principio, esto aumenta la posibilidad de que más jóvenes o personas con ganas de cambiar de vida vuelvan a las zonas rurales tras el éxodo rural que se produjo desde hace unas décadas.

4.- El Registro de información

Otro gran avance que implica la automatización y monitorización del ganado es que se lleva un control de calidad y bienestar del animal desde su nacimiento.

Cada animal lleva dos crotales, tiene su propio DIB (documento de identificación bovino), está inscrito en el libro de la explotación (donde se recogen todos los datos de vida y veterinarios que pasa el animal hasta su salida al matadero) y está inscrito en el SITRAN (Sistema Integral de Trazabilidad Animal). Todo ello según el Real Decreto 1980/1998, de 18 de septiembre. También hay un seguimiento del pienso que consume y desde su entrada hasta salida del matadero.

Con todos los sistemas de monitorización y de trazabilidad, la calidad y seguridad alimentaria están más que aseguradas. Hoy en día, podemos saber de qué granja proviene la carne de vacuno que consumimos y cómo fue su vida. La trazabilidad ayuda a que el consumidor tenga confianza en el sistema y en el bienestar animal.

5.- La mejora de la eficiencia de la alimentación

Este punto consiste en evitar la sobrealimentación del animal, el derroche por parte del ganadero y el desperdicio de nutrientes que puedan ser vertidos al medio ambiente, como el nitrógeno u otros gases de efecto invernadero. Todo esto se puede controlar mediante una solución para el control de niveles.

Una problemática del ganado vacuno de carne está en la alimentación de los terneros, la cual suele consistir en una mayor parte de pienso y un pequeño porcentaje de forraje. Esto puede provocar lo que comentábamos en el párrafo anterior y un empeoramiento en la salud y el bienestar del individuo.

Por ello, es necesario el conocimiento de los requisitos y necesidades nutricionales que tienen, llevándonos al estudio y la mejora del pienso que se le administra, así como a un manejo adecuado de la alimentación. De este modo, la salud y el bienestar de los terneros aumentará, al igual que la eficiencia productiva de la explotación.

Un control de cada individuo y la monitorización de cada explotación, ya sea grande o pequeña, será fundamental para conseguir esos objetivos.

6.- Tecnología para todos

En muchas ocasiones, los ganaderos que tienen explotaciones pequeñas o medianas piensan que todas estas herramientas tecnológicas sólo están al alcance de los gigantes del sector y que a ellos no les van a aportar apenas beneficios en comparación con su manera tradicional de hacer su trabajo.

Por tanto, es fundamental hacerles saber que pueden disfrutar perfectamente de sus beneficios mediante una inversión razonable que les retornará en una forma de afrontar su día a día más cómoda, en mejores resultados de producción y en una gestión de activos perfeccionada. Ganando, además, prestigio tanto en el sector como entre los consumidores.

Si tu granja, sea del tamaño que sea, está en proceso de automatización y digitalización o estás empezando, en Ventum estamos a tu servicio y contamos con todo lo que necesitas, desde control de naves e instalaciones, a control ambiental, control animal y control de niveles.

Puedes echar un vistazo a nuestros servicios y hacer uso de nuestra consultoría para quedarte sin dudas. Estamos a tu disposición para hablar contigo de ganadero a ganadero. No te lo pienses, ¡Contáctanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.