IoT en ganadería: datos para frenar el éxodo rural

Términos como el éxodo rural y la España vaciada se escuchan cada vez más, y es que los municipios rurales cada vez pierden más población. Una de las causas es la precariedad en profesiones como la ganadería. Gracias al IoT podemos estar muy cerca de frenar este éxodo rural. Te contamos cómo.

El éxodo rural en la España del siglo XXI

Desde antes de entrar en el siglo XXI, nuestro país sufre un fenómeno demográfico por el que en algunas zonas se da una alta concentración de población al mismo tiempo que, en otras, se da una creciente despoblación. La población de las zonas rurales se traslada a núcleos urbanos por distintos motivos, dando como resultado el éxodo rural.

Según datos del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, un 48% de los municipios ha perdido entre un 10% y un 50% de población en los últimos años. Además, hay una relación entre el tamaño del municipio y la pérdida de población: cuantos menos habitantes tiene un municipio, más habitantes pierde. Sin embargo, los municipios con mayor población siguen ganando habitantes.

Concretamente, las ciudades de Madrid y Barcelona, el litoral mediterráneo, las islas, algunas provincias del País Vasco y de Andalucía son las que más población han ganado en los últimos años. Las regiones de interior de la península son las que más habitantes pierden, y ya no solo hablamos de pequeños municipios rurales, sino también de capitales de provincia.

Una de las causas más señaladas por las que las personas jóvenes deciden emigrar de pueblos pequeños a grandes ciudades es la falta de oportunidades laborales y las condiciones de las mismas.

Tecnología e IoT en ganadería para acabar con la España vaciada

La ganadería es una de las principales profesiones en las zonas rurales y, como ya hemos comentado en otros artículos, es una profesión que se está perdiendo por distintos motivos. Uno de ellos, es la dificultad para compaginar la vida personal con las labores del ganadero, ya que los animales no entienden de festivos, fines de semana ni vacaciones, por lo que siempre deben estar vigilados, cuidados y alimentados.

Esto hace que los jóvenes quieran dedicarse a otros oficios y cada vez sea más difícil para los ganaderos que se jubilan encontrar un relevo. Por supuesto, esta situación acarrea consecuencias económicas, medioambientales y sociales como el fenómeno de la España vaciada.

Sin embargo, no todo es negativo, y es que la solución a esta problemática puede estar en la tecnología. En los últimos años hemos visto cómo las nuevas tecnologías se convierten en aliadas para distintas profesiones y para la ganadería no es distinto.

Las tecnologías como el IoT (internet de las cosas) ya se están utilizando para hacer la vida del ganadero más fácil y convertir la profesión en más atractiva y rentable.

 

Por qué la digitalización ganadera es útil para frenar el éxodo rural

La ganadería extensiva y los productos procedentes de granjas sostenibles son cada vez más demandados por los consumidores. Por lo tanto, la ganadería que se da en los municipios rurales es un oficio con mucho futuro.

En relación con esto, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico propone un Plan de Recuperación con 130 medidas ante el Reto Demográfico que se ordena en 10 ejes de actuación, siendo el segundo de ellos es “Transición digital y plena conectividad territorial”.

La digitalización ganadera, por un lado, hace las labores del ganadero mucho más sencillas, ya que permite automatizar procesos, tener el control de la granja sin estar de forma presencial en ella y tomar mejores decisiones contando con los datos necesarios.

Por otro lado, también conlleva un considerable ahorro de recursos, tanto por las pérdidas que se evitan como por la optimización de los mismos. Por ejemplo, gracias a la tecnología se puede calcular la cantidad de alimento necesario para el ganado y evitar desperdicios. 

Estos dos factores hacen que la profesión del ganadero sea mucho más rentable económicamente y que pueda resultar interesante para los jóvenes de las zonas rurales, de manera que puede frenar el éxodo rural y llegar a atraer a personas de otras zonas.

Cómo IoT y otras tecnologías lo evitan 

Hemos recogido algunos ejemplos de cómo el IoT y otras tecnologías aplicadas a la ganadería pueden ayudar a evitar que las zonas rurales se sigan despoblando:

Bienestar animal y trazabilidad

Cada vez son más los consumidores que se decantan por productos de origen sostenible que garanticen el bienestar animal y están dispuestos a pagar un mayor precio por ellos. Las explotaciones ganaderas en zonas rurales suelen cumplir con estos estándares de calidad. 

Gracias a la tecnología, se pueden crear sistemas de trazabilidad que garanticen el bienestar animal y la sostenibilidad en cada punto de la cadena alimentaria. Ante la gran demanda de este tipo de productos, las granjas con estos sistemas pueden generar productos de más valor para los consumidores. Esto va acompañado de una mayor rentabilidad y de la creación de empleo.

Mayor conciliación laboral y familiar

Un ganadero ya no tiene por qué ir un domingo a comprobar la temperatura de sus naves para asegurarse de que los animales estén en el ambiente adecuado. Gracias a algunos sensores conectados con IoT, se puede conocer la temperatura de la nave en cualquier momento desde un dispositivo móvil y modificarla si fuera necesario.

Al igual que esta tarea, muchas otras pueden automatizarse y realizarse a distancia, permitiendo a los ganaderos una conciliación familiar y unas mejores condiciones de trabajo.

Menos recursos para más productividad

Si a algo nos ayuda la tecnología es a optimizar recursos. Gracias a la tecnología y el IoT se pueden utilizar mejor estos. Por ejemplo, calculando qué cantidad de pienso debemos darle a los animales en función del pasto que comen. De esta manera, solo se utiliza el pienso necesario y además se garantiza la mejor nutrición para los animales.

Aumentar la productividad de las granjas es otro de los factores que ayudan a generar empleo en las zonas rurales.

Oportunidades laborales más interesantes en el campo

Trabajar en el campo siempre se ha visto como una profesión dura, que requiere mucha dedicación para una remuneración baja. Sin embargo, las nuevas tecnologías pueden darle la vuelta a esta creencia, ya que al digitalizar el trabajo en zonas rurales, éste se convierte en mucho más atractivo.

De esta manera, muchas personas que buscan alejarse de la ciudad hacia una vida más tranquila pueden considerar entre sus opciones el trabajo en ganadería.

Estas son algunas de las aplicaciones que tiene la tecnología en el sector ganadero, aunque sus posibilidades son casi infinitas. Gracias a ellas, esperamos que poco a poco la España vaciada pueda volver a llenarse.

 

Desde Ventum, trabajamos de forma activa para digitalizar la profesión del ganadero, creando tecnologías basadas en nuestro contacto con el sector y enfocadas a resolver los problemas del día a día de las personas que se dedican a la ganadería.

Si quieres más información sobre cómo lo hacemos o cómo pueden adaptarse nuestras soluciones a tu granja, ponte en contacto con nosotros y háblanos sobre tu caso.

SUBIR